ECUADOR, “CAMPEÓN LATINOAMERICANO” EN REDUCCIÓN DE DESIGUALDAD

PRESIDENTE GUASMO 2

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), durante el periodo 2007-2012, Ecuador es uno de los tres países que a nivel mundial más ha escalado posiciones en desarrollo humano, que es el principal indicador del desarrollo. Así lo afirmó este 18 de enero el Presidente de la República, Rafael Correa, durante su discurso por el séptimo aniversario de la Revolución Ciudadana, donde dijo que este hecho nos coloca como los “campeones latinoamericanos” en reducción de desigualdad. El evento -al que asistió la Ministra Coordinadora de Desarrollo Social, Cecilia Vaca Jones- se realizó en el sector Cinco Esquinas en el Guasmo Sur en Guayaquil, donde se instaló una feria ciudadana a la que asistieron cientos de personas. “Somos de los tres países que más crece en América Latina, de los tres países que más reduce pobreza”, reiteró el Presidente al tiempo que recordó que “Ecuador y América Latina tienen los recursos suficientes para vencerla”. Explicó que a nivel mundial, la pobreza no es fruto de escases de recursos sino de sistemas perversos, “sobre todo en nuestra América, la región más desigual del planeta”. Reiteró la necesidad de explotar responsablemente los recursos naturales.“El imperativo moral del país es vencer la pobreza y para eso tenemos que utilizar hasta la última gota, el último gramo (y) el último pie cúbico de nuestros recursos naturales”, señaló. El Presidente Correa explicó que la pobreza no es parte de la cultura de los pueblos ancestrales que pueden superarla sin perder su identidad cultural. El hecho de que “una familia que en el siglo XXI no tenga agua potable, alcantarrillado, caminos, escuelas, subcentros de salud (…) solo tiene un nombre: miseria” y reiteró que el imperativo moral de la Revolución Ciudadana es vencerla. El jefe de Estado hizo un llamado a los pobres a no dejarse dominar ni engañar. “Nada justifica esa exclusión, nada justifica esas diferencias  que no sean los modelos perversos impuestos por la oligarquía para tener todo ellos y los pobres nada”, dijo y cuestionó las posiciones ecologistas de una “izquierda boba e infantil”. “No corten, no talen, no exploren. Murámonos de hambre, pero quedemos en los cocteles internacionales como los grandes ecologistas”, increpó el Presidente, al tiempo que anunció algunos de los retos de la Revolución Ciudadana para los próximos años, donde dijo, es fundamental profundizar el cambio de las relaciones de poder. Anunció el proyecto de nuevo Código Monetario y Financiero que según dijo, acaba con la supremacía de la banca en el Ecuador convirtiéndola en función de la sociedad, y no como hasta ahora la sociedad en función de la banca. El Primer Mandatario recordó que en estos siete años el país ha experimentado un ciclo de estabilidad política y económica sin precedentes. Anotó que de acuerdo con el Latinobarómetro,  Ecuador y Venezuela son los países cuyos ciudadanos tienen más confianza en la democracia. El Presidente Correa recordó que a nivel regional e incluso mundial, las políticas implementadas por el Gobierno de la Revolución Ciudadana han dado como resultado lo que se conoce como “el milagro ecuatoriano” en el que el país destrozado por las malas políticas, los malos gobiernos, la banca corrupta y sistemas nefastos como el neoliberalismo que nos llevó a una de las peores crisis en 1999, hoy es un país modelo en la región y el mundo.