Ministerios del Sector Social de Ecuador y México suscriben memorándum de entendimiento

Visita presidencial

La Ministra Coordinadora de Desarrollo Social, Cecilia Vaca Jones y su par de México, Rosario Robles, suscribieron este 10 de marzo un memorándum de entendimiento para intercambiar experiencias y mejorar las prácticas en erradicación de la pobreza, inclusión social y protección de poblaciones en situación de vulnerabilidad.

Este acuerdo, que se concretó durante la visita oficial a Ecuador del Presidente de ese país, Enrique Peña Nieto, se ejecutará a través  del Ministerio Coordinador de Desarrollo Social (MCDS) de Ecuador y la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) de México. Promoverá la asistencia técnica mutua; el intercambio de personal y representantes de ambas instituciones; el intercambio de información y normas técnicas; y cualquier otra modalidad de cooperación que ambas partes establezcan.

Las áreas de cooperación entre el MCDS y Sedesol, dice el memorándum, están relacionadas con distintos temas como el índice de pobreza multidimensional; la inclusión social de personas con discapacidad; la implementación de instrumentos para identificación de usuarios de  programas sociales; la participación ciudadana y comunitaria para el desarrollo social y la inclusión productiva.

“Tanto en México como en Ecuador el bienestar del ser humano y su desarrollo a partir de oportunidades equitativas, en armonía consigo mismo y su entorno, constituyen el principio mismo de nuestras naciones”, señaló el Presidente ecuatoriano, Rafael Correa Delgado, durante la declaración conjunta con Enrique Peña Nieto.

El Jefe de Estado ecuatoriano recordó que es prioridad para Ecuador y México el desarrollo de la cooperación bilateral y regional a nivel no sólo económico, sino humano y a nivel social, “pues creemos que es parte de la batalla por la libertad y la justicia que libran nuestros pueblos”. Tenemos, dijo, el compromiso ante nuestros pueblos de ampliar nuestros horizontes de relaciones de todo tipo y por nuestra parte, “estamos siempre dispuestos a incrementar nuestros lazos económicos, culturales y sociopolíticos con México”.

Reveló que además del desarrollo social, en lo cultural y turístico, Ecuador realizará una  exposición en el Zócalo de México. En investigación científica, desarrollo tecnológico e innovación se establecieron acuerdos entre varias universidades mexicanas y el proyecto Yachay. Paralelamente, dijo, los cancilleres de ambas naciones han acordado reuniones con autoridades de migración y de seguridad, para tratar el tema de la movilidad humana. “Estamos trabajando en mecanismos de cooperación e intercambio de información entre los dos países para que no ingresen delincuentes ni personas que estén siendo buscadas en México o integren los cárteles de la droga”, anotó el Presidente Correa.

El jefe de Estado reiteró la destrucción ambiental ocasionada por la petrolera Texaco (hoy Chevron) que operó en la amazonia desde mediados de las años 70 hasta 1992 y dijo que este desastre ambiental es 85 veces mayor que el derrame en el Golfo de México en 2010 y 18 veces mayor que el de Alaska en 1989.

Por ello, invitó a todo México a unirse a la campaña “La Mano Sucia de Chevron” para denunciar el tremendo daño ambiental causado por esta petrolera. “Frente a la prepotencia de esta empresa corrupta y corruptora, el Ecuador tiene en sus manos el arma más letal de todas, que es la verdad”, puntualizó.

El Presidente Correa anunció además la creación del Fondo de Cultura Mexicano-Ecuatoriano, que será una librería, una editorial y un centro cultural dedicado al pensamiento iberoamericano y tendrá su sede en el actual edificio de la  Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en el centro norte de Quito.

Por su parte, el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, calificó a su visita a Ecuador como “altamente significativa” considerando que desde hace diez años un presidente de ese país no visitaba el nuestro.

El Mandatario mexicano recordó que los memorándums de entendimiento suscritos entre ambas naciones, reafirman la voluntad de los dos gobiernos de profundizar y ahondar nuestra relación bilateral. Esto, dijo, debe ser un espacio de encuentro para la cooperación, un mayor intercambio comercial, el fortalecimiento de nuestras economías, y el intercambio de experiencias.